Las tarjetas de visita, son la carta de presentación de una empresa o profesional. Por ello es importante dedicar tiempo a diseño y seleccionar correctamente las características e información que vamos a colocar en ella. Y para evitar que tus tarjetas se deterioren lo mejor con las cajas para tarjetas de visitas de Reyplas Noroeste.

 1. Tamaño y forma de la tarjeta.

Elige el formato en el que vas a diseñar tu tarjeta. Si lo haces desde el principio evitarás que al final el diseño que hayas elegido no se ajuste del todo bien al tamaño o forma de tu tarjeta de presentación.

¿Orientación horizontal o vertical?

¿Tamaño estándar, pequeña o grande? Pero recuerda que debe de caber en un tarjetero. Ante la duda el tamaño estandar es de 85×55 mm para tarjetas rectangulares.  Así, nadie tendrá problemas para guardar tu tarjeta en su cartera o monedero.

Tarjetas de presentación diferentes tamaños.

Tarjetas de presentación diferentes tamaños.

2. Comunicas la imagen de tu empresa y la tuya propia.

Lo primero de todo es tener claro qué quieres transmitir sobre ti o tu empresa. La tarjeta no tendrá el mismo diseño si eres un animador infantil, o un sobrio abogado. En el primer caso, puedes jugar con los colores, las tipografías infantiles, etc. En el segundo caso, tienes que apostar por la sobriedad y la seriedad.

3. Selecciona la información

Incluye los datos justos y necesarios. Los que tu cliente, o potencial cliente, necesita conocer. No te quedes corto, ni te excedas.

Lo habitual es incluir:

  1. Nombre (del profesional o de la empresa);
  2. Cargo o profesión (¿a qué te dedicas tú o tu empresa?;
  3. Y una forma de contacto no presencial (un teléfono o e-mail ).
  4. Redes sociales.
Información en las tarjetas de visita.

Información en las tarjetas de visita.

4. Diseño cuidado y acorde con lo que pretendes transmitir.

Se coherente con la imagen, estilo y colores corporativos de la empresa o negocio. Aunque, ante la duda es mejor optar por un diseño claro y limpio.. Ten en cuenta los diferentes materiales, grosores, acabados, etc. Dale siempre un toque creativo.

Y recuerda las tarjetas tienen dos caras, así que tus posibilidades de aplicar la creatividad o jugar con los diseños se multiplican por dos.

5. Ojo a la letra. Tipografías.

Usa tipografías que faciliten la lectura, y es recomendable no usar demasiadas tipografías diferentes.

6. Logotipo, imágenes u otros diseños

No abuses de los logos e imágenes , aunque siempre es  recomendable incluir por lo menos uno especialmente si es una tarjeta corporativa .

 

Esperamos que nuestros consejos os puedan servir de ayuda. Y si estás interesado en el packaging perfecto que además de para transportar o enviar tus tarjetas de visita, te sirva como expositor no dudes en contactar con nosotros a través del formulario, llamando a 968728775 o escríbenos a info@reyplasnoroeste.com ¡Presupuesto sin compromiso!