Si por algo es conocido el azafrán es por añadir color a tus comidas. Pero no solo es esta propiedad la que lo hace tan especial y buscado entre los gourmet de todo el mundo . Durante muchos años ha sido un producto de uso medicinal aunque solo se encontrara al alcance los más adinerados. Ahora aunque sigue siendo un producto de elevado precio, pero su consumo esta más democratizado y al alcance de más persona.

Favorece el sistema digestivo.

Son sus componentes amargos los que estimulan el sistema digestivo. Aumentan las secreciones salivales y gástricas, además de ser un excelente remedio eupéptico. Esto ocurre porque contiene  crocetina, un componente que se encarga de estimular la producción de bilis, evitando la aparición de piedras o cálculos en la vesícula.

Potente antiespasmódico.

Muy bueno para los síntomas pre-menstruales y evita los cólicos uterinos. Una forma de consumirlo es diluyendo 0,5 gr en 200 ml de leche caliente.

Antioxidante con beneficios para la memoria y la visión.

Las propiedades antioxidantes que aporta el azafrán ayuda a proteger el cerebro del estrés. Lo que a largo plazo supone una mejora de la memoria.

En Italia hace unas años descubrieron que el azafrán puede ser parte de la clave para disminuir los problemas oculares asociados con la vejez.

Ayuda con las enfermedades cardiovasculares

La crocina, el pigmento rojo del azafrán, reduce el colesterol y actúa mejorando la nutrición de los capilares sanguíneos.

 

Y es que en Reyplas Noroeste sabemos que con nuestro trabajo no lo contribuimos a llevar este oro rojo en las mejores condiciones hasta tu mesa. También gracias a nuestras cajas de plástico para azafrán, este llega con todos beneficios y propiedades.