Aprovechando que se acercan fechas tan señaladas como las navidades en Reyplas Noroeste nos hemos contagiado de este espíritu navideño. Y como parte de nuestra fabricación de cajas de plástico va dedicada al sector alimentario, para el envasado del azafrán. Queremos compartir con tod@s vosotr@s esta deliciosa receta elaborada con oro rojo. Y aunque siempre es un buen momento para consumir este producto tan especial, nos parece que en estas fechas es todavía mejor momento.

Hoy no podemos dejar de compartir con vosotr@s una receta de crema de azafran que hemos encontrado en la web de Hogarmania.  Y aunque nosotros os dejamos la receta más abajo, podéis ir a la página de Hogarmania y ver la receta original aquí.

Ingredientes para 2 personas:

  • 5 yemas de huevo
  • 100 g de azúcar
  • 250 ml de leche
  • 50 ml de nata líquida
  • unas hebras de azafrán tostadas

Guarnición:

  • 100 g de azúcar
  • 100 ml de agua
  • 1 limón
  • 2 onzas de chocolate
  • 2 frambuesas
  • unas bolas de pimienta sechuan
  • una pizca de chile en polvo
  • 1 cucharada de miel congelada
  • sal

En primer lugar pondremos en un cazo con agua y azúcar, los limones totalmente limpios y cortados en juliana fina. Al limpiarlos debes retirar toda la parte blanca que se encuentra entre la piel y la carne del limón.  Todo ello tiene que cocinarse aproximadamente 1 hora. Una vez terminadas de cocinar, escurre y reserva estas laminas del limón.

En un recipiente coloca 75gr de azucar, las hebras de azafrán y las yemas de huevo, después agrega la leche y la nata. Bátelo todo bien.

Después vértelo en una cazuela y cocina a fuego medio durante 5 min sin parar de remover.  Ahora reparte la crema en los platos o cuentos donde la vas a servir y deja que coja consistencia a medida que se enfría.

Presentación

Esparce azúcar sobre la crema y caramelízalo con un soplete. También puedes hacer astillas de chocolate con la ayuda de un cuchillo.

Finalmente pon sobre la crema un trocito de limón confitado, una frambuesa, una pizca de pimienta de sechuan machacada, las astillas de chocolate, una pizca de chile y una pizca de miel.

Y aquí tienes un plato ideal para acabar cualquiera de tus comidas de navidad. Y con el que al comerlo notarás una explosión deliciosa de sabores.