Muchos clientes nos preguntan sobre la diferencia entre tampografía y termograbado.

La tampografía es un proceso bastante simple. Se reduce a la transferencia de una imagen o logotipo grabado en un cliché a un producto o articulo (sustrato). Se realiza a través de un almohadilla de silicona denominada tampón.

Este proceso de impresión es utilizado usualmente para la impresión de productos de formas irregulares. Se considera el método de impresión especializado para superficies de este tipo; sin embargo también es posible la impresión sobre superficies planas.

En la tampografía existen elementos claves para la ejecución de dicho proceso, estos son: cliché, tinta y tampón; es la combinación de estos elementos de los que depende el resultado final de la impresión.

La conjugación de estos tres elementos son los que brinda flexibilidad al proceso, haciendo posible imprimir lo que no se puede conseguir con ningún otro método de impresión. De ahí la importancia de conocer las características de cada elemento.

El termograbado es una técnica de impresión térmica en la que se utiliza un troquel de metal con la forma del logotipo o diseño a estampar. Este troquel se estampa por medio de calor y presión sobre el producto dejando un relieve con la forma del diseño.
Este proceso de impresión consiste en elaborar el troquel que es un molde metálico con la forma del diseño, preparar la máquina (por medio de una máquina especial se coloca el troquel y se realizan los ajustes necesarios) , se realiza la impresión y se aplica el color  (opcionalmente y tras el proceso de impresión se puede colorear el diseño por medio de unas láminas de 1 sólo color. Esta lámina se coloca entre el diseño ya estampado y el troquel y se repite el proceso de impresión).

Si sigues teniendo alguna duda sobre las técnicas de impresión puedes consultarnos directamente aquí.

 

tampografía

tampografía

tarmograbado

termograbado